Qué tan peligroso puede ser WhatsApp para los niños

Whatsapp es la aplicación más usada por personas de diferentes edades en todo el mundo. De hecho, niños son capaces de manejar habitualmente las funciones de esa aplicación de mensajería. Por eso, es importante que los padres estén conscientes de todos los peligros de Whatsapp. De esa manera, los padres responsables podrán proteger a sus hijos.

Fenómeno de WhatsApp

El uso de Whatsapp se ha considerado todo un fenómeno dentro del campo de mensajería móvil. La revolución que ha causado esta aplicación que contribuye a la comunicación resulta sorprendente. Texto, videos, audios, llamadas e imágenes pueden ser compartidos a través de esta aplicación.

Las funciones de la aplicación Whatsapp son variadas y es posible sacarles mucho provecho. A pesar de ello, esas funciones podrían considerarse un peligro si no se usan de la manera debida. Debido a eso, se debe prestar atención al uso que le dan las personas a la aplicación, especialmente los niños.

¿Por qué WhatsApp puede convertirse en una amenaza para los niños?

Estudios han revelado que una gran cantidad de menores con una edad entre los 12 años y los 14 años usan Whatsapp. Específicamente hablando, el 76% de esa población con menoría de edad usa esa aplicación. Distintas actividades pueden desencadenar una serie de riesgos variados para los niños.

Conocer los peligros que se esconden detrás de las múltiples opciones de Whatsapp resulta esencial. Al conocer los riesgos implicados, los padres tomarán las medidas necesarias para advertir a sus hijos. Esa acción incidirá en que los menores de edad estén al tanto de lo que pueden o no hacer. Sin duda, es vital que los niños estén protegidos y se sientan seguros.

Información delicada

Uno de los peligros del uso de Whatsapp por parte de los niños se relaciona con el manejo de información. Whatsapp maneja datos financieros, ubicación y documentos asociados con la identidad. La función que revela la ubicación podría considerarse un beneficio pero también un peligro.

Los programas de tipo espía o malwares que pueden llegar a monitorear la aplicación son un peligro. Generalmente, los menores no se percatan de estos peligros, razón por la cual corren más riesgos de afrontar problemas. Revelar cualquier tipo de información a un extraño es una acción común en niños que causaría problemas de gravedad incalculable.

Prácticas indebidas

Hay prácticas en Whatsapp que están prohibidas pero siguen existiendo a grado leve en la aplicación. La comunidad puede estar compuesta por algunos acosadores que perturben la paz del niño o, peor aún, le hagan daño. De la misma manera, el uso de Whatsapp sin supervisión por parte de los menores los expone al sexting.

El sextign es una práctica indebida en la que se comparten con otra persona mensajes eróticos. De manera similar, otro de los riesgos de dejar a los niños usar la aplicación sin supervisión es la pornografía. Debido a la gravedad de todas esas prácticas, es esencial que los padres tomen acción para evitarlas en sus hijos.

Peligros de WhatsApp: ¿Qué pueden hacer los padres para proteger a sus hijos?

Una vez que los padres son concientizados sobre todos los riesgos que corren sus hijos al usar Whatsapp, pueden actuar. Hay distintas maneras en las cuales los padres pueden evitar ese tipo de situaciones peligrosas. Por ejemplo, hay padres que deciden no comprarles un teléfono inteligente a sus hijos hasta que estos estén preparados.

Se debe medir el nivel de madurez del niño y su capacidad para asumir la responsabilidad para usar la aplicación. Por otro lado, en caso de que le permitan al menor usar Whatsapp, es bueno que lo supervisen.